CONDICIONES

En la  oración   condicional se indica que una acción depende de otra. De una manera directa – si yo fuera rico, compraría un yate – o menos inmediata – si yo fuera presidente, acabaría con el latrocinio y la pobreza -.

A veces se piensa  que la condición está al alcance de la mano – si estudiara más, aprobaría – o que basta un simple aviso – iré si me llamas -. Otras veces las condiciones, como en el famoso poema de Kipling, son más numerosas y difíciles, pero creemos que se pueden cumplir con tiempo y esfuerzo.

A menudo, sin embargo, la condición es irreal, parece que no tendrá lugar o no se cree en ella. Se dice si como si se dijera nunca. Nunca seré rico, jamás llegaré a presidente. no reinaré ni en mi país ni en mi casa.

Y eso nos exime de las improbables consecuencias. Si fuera rico me quedaría en tierra y me dedicaría a duplicar mis bienes y mi aburrimiento. Si fuera presidente dirigiría el gobierno con la misma incapacidad con que manejo mis propios asuntos y cometiendo cada día un nuevo error.

Se le da más importancia a lo que se tiene o se puede poseer en el futuro – ser rico es igual a tener dinero – que a lo que se es o se ha aprendido desde el primer deslumbramiento. Pero, a diferencia del conocido dicho, tanto vales, tanto tienes. O cuánto eres o volverás a ser si ocurre otro milagro. Y una vez cambiado el orden de los factores, la oración y la existencia serían distintas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s